Cambios vitales

SOY INTERDEPENDIENTE

SOY INTERDEPENDIENTE

SOY INTERDEPENDIENTE

Soy Interdependiente

Mi vida camina hacia ser una persona interdependiente. Saber que puedo valerme por mí misma en todas las áreas de mi vida me hace una persona muy independiente, aunque al mismo tiempo sé y reconozco que estoy conectada con todo y con todos.

Necesito al mundo, no puedo vivir sin él comenzando por el aire que respiro, el agua que bebo y la tierra por la que camino.

Necesito los alimentos que como y a las personas que colaboran en hacer crecer y cuidar vegetales y animales, a los que los elaboran y los venden, a y hasta cantidad de veces a los que los que los cocinan.

También se ocupan de mí los que elaboran la ropa que uso que se abastecen de productos que otras personas se ocupan de poner a su alcance.

Cuando uso un teléfono, un ordenador, una mesa, una silla, una cazuela, un vaso un cubierto, un jabón etc….también dependo de quién se ocupa de elaborarlos.

Por eso, me siento afortunada y, agradezco a todo y todos lo que hacen por mí, y sobre todo respeto mi entorno en todos los sentidos.

Muchas veces he tenido el pensamiento de abandonarlo todo para irme a una isla desierta y vivir com más tranquilidad, rápidamente me ataca su pensamiento y me dice que la tranquilidad de vida está en nuestro interior, en saber, la mayoría de las veces, adaptarnos a lo que nos rodea y aceptar lo mejor de la situación que vivimos.

De todos modos, estoy segura que, posiblemente, también me discutiría con el agua, la tierra y, hasta con el aire de mi anhelada isla, si no satisfacía mis necesidades, y, de estas necesidades no podría prescindir.

De modo que sigo dónde estoy acomodándome a la realidad de vida que tengo y disfrutando lo mejor que puedo de todo aquello que, compartido o no, me deja vivir en interdependencia con el mundo y yo ser lo más independiente posible sabiendo que necesito de los demás hasta que muera.

¿En otro mundo?

¿Tienes tú respuesta?